¿Sabes cuánto deben llenarse las copas de vino?

Publicado en: Saber de vinos

20/09/2018 -

Sin duda es una cuestión de preferencias pero realmente saber cuál es la cantidad apropiada para servir en una copa es también una ciencia. Los secretos que esconde tienen mucho que ver con el tipo de vino y con cómo conseguir la proporción perfecta para una correcta aireación que te permita disfrutar en plenitud de todos sus aromas y sabores. ¿Quieres conocer algunos trucos para no fallar?

1. Vino tinto 

Con los vinos tintos jóvenes podemos ser generosos a la hora de servir y llenar la copa hasta la mitad ya que por lo general son vinos con aromas y sabores más ligeros.

En cambio los crianzas, reservas y grandes reservas requieren ser más comedido a la hora de servirlos en la copa ya que necesitan una buena dosis de oxígeno para comenzar a abrir sus aromas y sabores. Más cuanto más viejo sea el vino. Además se recomienda agitarlo suavemente para ayudarle en este proceso. Son vinos para ser disfrutados en pequeñas cantidades mejor que en grandes dosis así que lo más recomendable es llenar sobre un tercio de la copa.

 

2. Vinos blancos

También nos permiten ser generosos llenando la copa hasta la mitad ya que, por norma, no requiere tanta oxigenación como el tinto. Incluso admitirían llenar la copa hasta los tres cuartos pero no es una buena idea ya que perderá frescura y se nos calentará más fácilmente. De hecho para los blancos jóvenes que invitan a ser degustados muy frescos no se recomienda llenar la copa más de un tercio.

 

3. Vino rosado y generosos

Al tratarse de vinos ligeros podemos actuar como en el caso de los vinos tintos jóvenes llenando hasta la mitad de la copa. 

 

4. Espumosos

Las flautas (copas alargadas) que se utilizan para el cava y el champagne permiten llenar la copa hasta arriba, siempre a ser posible hasta un centímetro del borde. ¡No nos pasemos!

 

5. Jerez y Oporto

Al tratarse de vinos con un sabor más potente (en el caso de Jerez) y más dulces (en el caso del Oporto) y en ambos casos con un grado alcohólico más elevados este tipo de vinos se sirven en copas pequeñas y en cantidad moderada. Un poco menos de un tercio de la copa, alrededor de 90 ml.

 

6. Vinos dulces

Generalmente son vinos más densos que se disfrutan como maridaje de algún postre después de la cena y al igual que el vino de Jerez o el Oporto se sirven en copas más pequeñas y estrechas en pequeñas cantidades (entre 60 y 90 ml)

 

 

 

 

 

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en primicia las noticias, lanzamientos, descuentos y promociones de la bodega directamente en tu email.